Placa de ateroma: ¿qué es y cómo se forma?

¿Sabías que la ateroesclerosis es una de las principales causas de muerte en la mayor parte de los países desarrollados? (Thanassoulis, 2019). ¿Conoces cuáles son los factores de riesgo que puedes modificar desde hoy mismo para prevenir esta enfermedad? Nosotros te explicamos todo sobre la placa de ateroma, cómo se forma, cómo identificarla y las medidas que puedes empezar a aplicar para reducir el riesgo de su desarrollo.

¿Qué es la placa de ateroma y cómo se forma?

La placa de ateroma o ateroesclerosis es la acumulación de grasas, células inflamatorias, calcio y material de coagulación dentro de las arterias (AHA, 2020).

El primer paso para la formación de una placa de ateroma es la lesión de la capa interior de las arterias (el endotelio). El daño genera inflamación en la zona que atrae a diferentes células sanguíneas y del sistema inmune hacia la lesión. Pero, en vez de reparar el daño quedan atrapadas en el interior de las arterias, en conjunto con las grasas. Así, poco a poco, esta placa va creciendo en tamaño (Thanassoulis, 2019). 

El lugar donde se generan las placas varía en cada persona. No obstante, suele suceder en las arterias de mediano y gran tamaño como las de las piernas, pelvis, brazos, corazón, cerebro o riñones (AHA, 2020).

Factores de riesgo para desarrollar la placa de ateroma

Existen muchos factores que pueden aumentar el riesgo de presentar placas de ateroma. Dentro de los no modificables están (Thanassoulis, 2019):

  • La edad avanzada.
  • El sexo masculino. 
  • Antecedentes de aterosclerosis en familiares de primer grado que se presentara antes de los 55 años en los varones o antes de los 65 años en las mujeres.

Los factores modificables son (Thanassoulis, 2019):

  • Diabetes tipo 2.
  • Hipertensión arterial.
  • Consumo de tabaco.  
  • Presencia de algún tipo de dislipidemia (aumento del colesterol y/o triglicéridos en sangre).

También hay algunos factores de riesgo que aún se encuentran en estudio pero que pudieran ser modificables como (Thanassoulis, 2019):

  • Consumo de alcohol.
  • Hiperinsulinemia (aumento de los niveles de insulina en sangre). 
  • Baja ingesta de frutas y verduras.
  • Inactividad física.
  • Obesidad o síndrome metabólico. 
  • Factores psicosociales como la depresión, la ansiedad y dificultades socioeconómicas. 
  • Aumento en los niveles proteína C reactiva (PCR). ¿Qué es la proteína C reactiva? A modo general, se define como un marcador de respuesta inflamatoria.   
  • Insuficiencia renal. 

La diabetes es uno de los principales factores de riesgo de esta enfermedad ya que promueve la producción de células inflamatorias a nivel de las arterias. Esto  genera el ambiente propicio para la formación de la placa. También, propicia el incremento de ciertas moléculas que lesionan el endotelio y dan paso a la acumulación de las grasas (Thanassoulis, 2019).

Signos y síntomas

En sus inicios la placa de ateroma no produce síntomas, pero conforme crece y obstruye las arterias puede generar múltiples signos y síntomas. Según el área afectada pueden ser (Mayo Clinic, 2021):  

  • Dolor en el pecho.
  • Entumecimiento o debilidad en los miembros.
  • Dificultad para hablar.
  • Pérdida temporal de la visión.
  • Caída de los músculos de la cara.
  • Dolor en las piernas al caminar.
  • Disminución de la presión arterial en algún miembro.
  • Hipertensión arterial.
  • Falla renal.

Diagnóstico y tratamiento

El médico puede sospechar de la ateroesclerosis si escucha un soplo en tu corazón o en tu cuello. Además, mediante la medición del índice tobillo-brazo. Sin embargo, es probable que necesite de otros estudios de laboratorio y de imagen para confirmar el diagnóstico y estimar el riesgo cardiovascular. Estos son (Mayo Clinic, 2021):

  • Medición de los niveles de colesterol, azúcar y PCR en sangre.
  • Ecografía doppler para evaluar el flujo de sangre de los miembros.
  • Electrocardiograma o ecocardiograma para ver el funcionamiento del corazón.
  • Prueba de esfuerzo.
  • Arteriografía o angiografía.

Ahora bien, el tratamiento dependerá de la severidad del caso y las enfermedades asociadas. En líneas generales se incluyen (Mayo Clinic, 2021):

  • Control de la diabetes y la hipertensión arterial.
  • Tratamiento con fármacos que evitan la formación de coágulos y disminuyen los niveles de colesterol en sangre.
  • Cirugía para desobstruir las arterias o reemplazar una arteria completamente ocluida.

Complicaciones de tener una placa de ateroma

La placa de ateroma puede ocluir parcial o completamente la arteria afectada u otra a distancia generando complicaciones como (AHA, 2020; NHLBI, 2022):

  • Enfermedad coronaria o infarto del miocardio.
  • Dolor en el pecho por reducción de flujo de sangre al corazón (angina).
  • Enfermedad arterial periférica cuando están afectadas las arterias de las extremidades.
  • Disfunción eréctil.
  • Pérdida de algún miembro.
  • Afectación de las arterias carótidas, o las arterias vertebrales que llevan sangre al cerebro.
  • Derrame cerebral.
  • Demencia.
  • Enfermedad renal crónica.
  • Isquemia de la arteria mesentérica que surte de oxígeno a los intestinos.
  • Muerte.

Recomendaciones para reducir el riesgo de aparición

Sabiendo cuáles son los factores de riesgo modificables es más sencillo entender las medidas preventivas. Entre las recomendaciones para prevenirla están (Mayo Clinic, 2021):

  • Controlar la diabetes en caso de que ya esté diagnosticada. Esto se puede hacer mediante hábitos de vida saludables, automonitoreo de las cifras de azúcar en sangre con apoyo del glucómetro y fármacos especializados prescritos por el médico.
  • No consumir tabaco.
  • Llevar un estilo de vida saludable que incluya una dieta balanceada y ejercicio físico regularmente.
  • Bajar de peso para reducir el porcentaje de grasa corporal. Esto aplica si tienes obesidad o sobrepeso.
  • Mantener los niveles de colesterol dentro del rango normal.
  • Controlar los niveles de presión arterial.

La placa de ateroma es una enfermedad peligrosa y silente que puede causar discapacidad o incluso la muerte. A pesar de esto, por fortuna puedes prevenirla al llevar un estilo de vida saludable y controlar la diabetes.

Referencias bibliográficas

American Heart Association (6 de noviembre del 2020). Atherosclerosis. Heart. https://www.heart.org/en/health-topics/cholesterol/about-cholesterol/atherosclerosis

Mayo Clinic (16 de marzo del 2021) Arterioesclerosis/ateroesclerosis. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/arteriosclerosis-atherosclerosis/symptoms-causes/syc-20350569

National Heart, Lung, and Blood Institute (NHLBI) (24 de marzo del 2022) What is atherosclerosis? NHLBI.NIH.GOV. https://www.nhlbi.nih.gov/health/atherosclerosis

Thanassoulis G. (julio del 2019) Ateroesclerosis. Msdmanuals. https://www.msdmanuals.com/es/professional/trastornos-cardiovasculares/arteriosclerosis/aterosclerosis#v6616200_es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *